Territorio Chocoano Noticias - Quibdó (Chocó)

Friday
Aug 01st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El Chocó biogeográfico: punto crítico de explotación irracional de los bosques

Cada año, son deforestadas 336 mil hectáreas repletas de selva y vegetación nativa en Colombia. Esto equivale a decir que anualmente se destruyen 471 mil canchas de fútbol como la de El Campín.
Es también un área muy parecida a la que abarca el departamento de Atlántico, según lo revela un reciente análisis hecho por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).
Y es que mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus expertos en cambio climático tratan de diseñar un mecanismo para pagarles a los países en vías de desarrollo por conservar sus bosques, y de esta forma combatir el calentamiento global, en Colombia la tala, en lugar de ceder, sigue tomando impulso.
Entre el 2000 y el 2007, en Colombia arrasaron con 2'356.445 millones de hectáreas de bosques, pérdida que se hizo más evidente en la región Amazónica con 731.000 hectáreas, seguida de la región Andina con 578.000.
Sin embargo, en términos relativos, la región Caribe fue la más afectada, pues allí desapareció el 12 por ciento de su cobertura boscosa en esos años. Otras áreas hot spots, es decir con mayores evidencias de tala, están en el Guaviares y en el Chocó biogeográfico, que incluye sectores del Baudó, Darién, Nariño y Cauca.
También hay puntos críticos en los Montes de María, en las Serranías de San Lucas y del Perijá, en la Sierra Nevada de Santa Marta y el piedemonte Arauca-Casanare.
Este conteo es el primero que se hace en el país, usando imágenes de satélite y a través de una metodología unificada. Y sirve para despejar en parte la controversia numérica que siempre ha existido entre el Gobierno y la academia sobre este tema, ya que mientras el primero dice que la deforestación nacional no es superior a las 150 mil hectáreas, expertos de la Universidad Nacional, como Jesús Orlando Rangel, han dicho que esta llega a las 600 mil hectáreas anuales.
Hay plantas en extinción
"Con esta medición, que haremos año a año, queremos, además de llamar la atención, que el país comience a tener una cifra certera y que podamos usar para comparar el avance de este problema año a año" explicó Ricardo Lozano, director del Ideam.
De todas formas Colombia queda como uno de los 10 países en desarrollo con mayores tasas de deforestación anual según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), superado por Brasil, Indonesia, México, Perú, India, China, Bolivia, Angola y Sudán.
Según esta entidad, la consolidación de la destrucción de selvas y bosques en el país se produce en momentos en que los datos oficiales sobre pérdida de superficie forestal promedio se han reducido en el mundo, pasando de 8,3 millones de hectáreas al año en la década de 1990, a 5,2 millones de hectáreas anuales entre el 2000 y el 2010.
Además, se conocen en momentos en que se hace público un estudio de las universidades de Yale y Columbia, en el que el país, a pesar de sufrir de este 'cáncer' que destruye el hábitat de cientos de especies de flora y fauna, aparece situado en el puesto 10 entre los más limpios y ecológicos del mundo.
La deforestación no sólo tiene en jaque la existencia de al menos 500 especies de plantas, muchas de las cuales pierden más ejemplares de las que se siembran. Según la Fundación Proaves, el 80 por ciento de las 1.885 especies de aves que hay en el territorio está en algún grado de peligro, entre otras cosas, por la destrucción de los árboles, que son su hogar y de los cuales depende su alimentación. Una situación similar viven los monos araña y el tití cabeciblanco, incluidos dentro de los 25 primates más amenazados del mundo y que dependen de la flora para vivir.
Otro combustible de la deforestación es la siembra de cultivos ilícitos por narcos y guerrilleros, que según el Sistema de Integrado de Monitoreo (Simci), de las Naciones Unidas, ha destruido cerca de 150 mil hectáreas de selva y ha extendido las matas de coca por 3.445 hectáreas de parques nacionales.
Comercio ilegal de madera alimenta destrucción de selvas
Uno de los problemas que alimenta las tasas de deforestación es el comercio ilegal de madera. Parques Nacionales como Katíos, Cocuy y Paramillo son asaltados con frecuencia por traficantes que extraen madera para venderla en el interior del país o llevarla a Asia.
Se estima que esta venta ilegal mueve en todo el país al año cerca de 60 millones de dólares. Cálculos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) indican que el 40 por ciento de la madera que produce Colombia proviene de árboles cortados indebidamente.
De ellos, hay 21 especies nativas, como ceibas, cominos, guayacanes y abarcos, en peligro de extinción precisamente por la sobreexplotación.
¿Dinero por cuidar bosques?
Para contrarrestar la pérdida de bosques, el mundo está discutiendo la posibilidad de que los países desarrollados financien la protección de los bosques de los países pobres para enfrentar el cambio climático.
Se estima que la deforestación origina el 20 por ciento del total de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). Esta idea se llama 'Reducción evitada de emisiones de GEI por deforestación' (Redd), y busca que aquellos países pobres que disminuyan sus tasas de deforestación reciban dinero como compensación por la función que cumplen sus selvas en la estabilidad climática.
Se intenta que en la Cumbre de Cambio Climático de la ONU en Cancún (México), en diciembre -similar a la de Copenhague del año pasado- se firme un acuerdo que diga cómo se manejarían esos recursos.
"La deforestación es un problema, pero es bueno saber cuánto estamos talando, porque los compromisos de reducción se tendrán que hacer con base en estimados ciertos y no sobre especulaciones", explicó Ricardo Lozano, director del Ideam.
César Ruiz, de Conservación Internacional (CI), y quien diseñó una guía Redd para Colombia con otras organizaciones como WWF y la Fundación Natura, dijo que esos recursos tendrán que entregarse a las comunidades, para que no necesiten deforestar para sobrevivir.
Fuente: El Tiempo
Tala de árbolesCada año, son deforestadas 336 mil hectáreas repletas de selva y vegetación nativa en Colombia. Esto equivale a decir que anualmente se destruyen 471 mil canchas de fútbol como la de El Campín.

Es también un área muy parecida a la que abarca el departamento de Atlántico, según lo revela un reciente análisis hecho por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Y es que mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus expertos en cambio climático tratan de diseñar un mecanismo para pagarles a los países en vías de desarrollo por conservar sus bosques, y de esta forma combatir el calentamiento global, en Colombia la tala, en lugar de ceder, sigue tomando impulso.

Entre el 2000 y el 2007, en Colombia arrasaron con 2'356.445 millones de hectáreas de bosques, pérdida que se hizo más evidente en la región Amazónica con 731.000 hectáreas, seguida de la región Andina con 578.000.

Sin embargo, en términos relativos, la región Caribe fue la más afectada, pues allí desapareció el 12 por ciento de su cobertura boscosa en esos años. Otras áreas hot spots, es decir con mayores evidencias de tala, están en el Guaviares y en el Chocó biogeográfico, que incluye sectores del Baudó, Darién, Nariño y Cauca.

También hay puntos críticos en los Montes de María, en las Serranías de San Lucas y del Perijá, en la Sierra Nevada de Santa Marta y el piedemonte Arauca-Casanare.

Este conteo es el primero que se hace en el país, usando imágenes de satélite y a través de una metodología unificada. Y sirve para despejar en parte la controversia numérica que siempre ha existido entre el Gobierno y la academia sobre este tema, ya que mientras el primero dice que la deforestación nacional no es superior a las 150 mil hectáreas, expertos de la Universidad Nacional, como Jesús Orlando Rangel, han dicho que esta llega a las 600 mil hectáreas anuales.

Hay plantas en extinción
"Con esta medición, que haremos año a año, queremos, además de llamar la atención, que el país comience a tener una cifra certera y que podamos usar para comparar el avance de este problema año a año" explicó Ricardo Lozano, director del Ideam.

De todas formas Colombia queda como uno de los 10 países en desarrollo con mayores tasas de deforestación anual según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), superado por Brasil, Indonesia, México, Perú, India, China, Bolivia, Angola y Sudán.

Según esta entidad, la consolidación de la destrucción de selvas y bosques en el país se produce en momentos en que los datos oficiales sobre pérdida de superficie forestal promedio se han reducido en el mundo, pasando de 8,3 millones de hectáreas al año en la década de 1990, a 5,2 millones de hectáreas anuales entre el 2000 y el 2010.

Además, se conocen en momentos en que se hace público un estudio de las universidades de Yale y Columbia, en el que el país, a pesar de sufrir de este 'cáncer' que destruye el hábitat de cientos de especies de flora y fauna, aparece situado en el puesto 10 entre los más limpios y ecológicos del mundo.

La deforestación no sólo tiene en jaque la existencia de al menos 500 especies de plantas, muchas de las cuales pierden más ejemplares de las que se siembran. Según la Fundación Proaves, el 80 por ciento de las 1.885 especies de aves que hay en el territorio está en algún grado de peligro, entre otras cosas, por la destrucción de los árboles, que son su hogar y de los cuales depende su alimentación. Una situación similar viven los monos araña y el tití cabeciblanco, incluidos dentro de los 25 primates más amenazados del mundo y que dependen de la flora para vivir.

Otro combustible de la deforestación es la siembra de cultivos ilícitos por narcos y guerrilleros, que según el Sistema de Integrado de Monitoreo (Simci), de las Naciones Unidas, ha destruido cerca de 150 mil hectáreas de selva y ha extendido las matas de coca por 3.445 hectáreas de parques nacionales.

Comercio ilegal de madera alimenta destrucción de selvas
Uno de los problemas que alimenta las tasas de deforestación es el comercio ilegal de madera. Parques Nacionales como Katíos, Cocuy y Paramillo son asaltados con frecuencia por traficantes que extraen madera para venderla en el interior del país o llevarla a Asia.

Se estima que esta venta ilegal mueve en todo el país al año cerca de 60 millones de dólares. Cálculos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) indican que el 40 por ciento de la madera que produce Colombia proviene de árboles cortados indebidamente.
De ellos, hay 21 especies nativas, como ceibas, cominos, guayacanes y abarcos, en peligro de extinción precisamente por la sobreexplotación.

¿Dinero por cuidar bosques?
Para contrarrestar la pérdida de bosques, el mundo está discutiendo la posibilidad de que los países desarrollados financien la protección de los bosques de los países pobres para enfrentar el cambio climático.

Se estima que la deforestación origina el 20 por ciento del total de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). Esta idea se llama 'Reducción evitada de emisiones de GEI por deforestación' (Redd), y busca que aquellos países pobres que disminuyan sus tasas de deforestación reciban dinero como compensación por la función que cumplen sus selvas en la estabilidad climática.

Se intenta que en la Cumbre de Cambio Climático de la ONU en Cancún (México), en diciembre -similar a la de Copenhague del año pasado- se firme un acuerdo que diga cómo se manejarían esos recursos.

"La deforestación es un problema, pero es bueno saber cuánto estamos talando, porque los compromisos de reducción se tendrán que hacer con base en estimados ciertos y no sobre especulaciones", explicó Ricardo Lozano, director del Ideam.

César Ruiz, de Conservación Internacional (CI), y quien diseñó una guía Redd para Colombia con otras organizaciones como WWF y la Fundación Natura, dijo que esos recursos tendrán que entregarse a las comunidades, para que no necesiten deforestar para sobrevivir.

Fuente: El Tiempo
 

Comentarios 

 
-1 #2 mirka 27-05-2011 13:22
se necesita mas imformacion para poder entender lo que estan trasmitiendo
Citar | Reportar al moderador
 
 
-1 #1 franc isco 03-03-2011 22:28
en éste año internacional de los bosques es la mejor ocación para promover una intensa campaña por la salvación de los bosques que aún nos quedan
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario

Las opiniones expresadas aquí por los usuarios son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de Territorio Chocoano Noticias. Los comentarios ofensivos, racistas y discriminatorios que inciten a la violencia o que infrinjan leyes colombianas serán eliminados.