Territorio Chocoano Noticias - Quibdó (Chocó)

Thursday
Apr 24th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

General y Nacional

El apartheid de la Chocó Pacífico

El apartheid de la Chocó Pacífico
La triste historia del saqueo de las riquezas al San Juan por parte de la multinacional Chocó Pacífico, y la depredación de los recursos naturales, fue recordada por Guillermo Raúl Asprilla, exmilitante del M-19 y escudero del alcalde Gustravo Petro, quien en entrevista con El Espectador narró que a sus 7 años de edad vio cómo la miseria y la riqueza dividían a Andagoya, cabecera municipal del Medio San Juan, por cuenta de la compañía minera.
“Recuerdo el impacto sicológico que me causó visitar Andagoya (Chocó) de la mano de mi padre. Andagoya tenía dos pueblos: en uno vivían los negros del Chocó, los trabajadores, entre el barro y en casas de bahareque. En el otro, en un conjunto muy bonito, vivían los funcionarios de la Chocó Pacífico. Me impactó ver en un lado el barro y en el otro los columpios de los niños de los funcionarios gringos”. Los dos pueblos a los que se refiere Asprilla, eran Andagoya, centro de operaciones de la Chocó Pacífico, y Andagoyita, donde la segregación racial confinó a la pobreza y la miseria.
El testimonio del exsecretario de Gobierno de Bogotá, quien vivió su infancia en el departamento del Chocó, revive la bonanza platinífera de Colombia que inició en 1916, y la explotación indiscriminada del territorio chocoano en los ríos San Juan, Iró y Condoto.
“La Chocó Pacífico durante más de 10 años no pagó ni un centavo al Estado de regalías por el oro y el platino que explotó”, cuenta el periodista José E. Mosquera. Y mientras los cargamentos viajaban directo en aviones privados a New York, las comunidades afrocolombianas dueñas de sus territorios morían de hambre y paludismo.
De 58 años de extracción (1916 y 1974), a Andagoya le quedó fango, pobreza, despojo y cuencas hidrográficas contaminadas. En cambio, dice el escritor y periodista, Alfredo Molano Bravo, que "la compañía norteamericana sacó tanto oro y platino de la región que pudo regalar el Yankee Stadium a la ciudad de New York”.
El apartheid de la Chocó Pacífico, es otra deuda histórica que los chocoanos esperan también pague el Estado colombiano.
La triste historia del saqueo de las riquezas al San Juan por parte de la multinacional Chocó Pacífico, y la depredación de los recursos naturales, fue recordada por Guillermo Raúl Asprilla, exmilitante del M-19 y escudero del alcalde Gustravo Petro, quien en entrevista con El Espectador narró que a sus 7 años de edad vio cómo la miseria y la riqueza dividían a Andagoya, cabecera municipal del Medio San Juan, por cuenta de la compañía minera.

Recuerdo el impacto sicológico que me causó visitar Andagoya (Chocó) de la mano de mi padre. Andagoya tenía dos pueblos: en uno vivían los negros del Chocó, los trabajadores, entre el barro y en casas de bahareque. En el otro, en un conjunto muy bonito, vivían los funcionarios de la Chocó Pacífico. Me impactó ver en un lado el barro y en el otro los columpios de los niños de los funcionarios gringos”. Los dos pueblos a los que se refiere Asprilla, eran Andagoya, centro de operaciones de la Chocó Pacífico, y Andagoyita, donde la segregación racial confinó a la pobreza y la miseria.

El testimonio del exsecretario de Gobierno de Bogotá, quien vivió su infancia en el departamento del Chocó, revive la bonanza platinífera de Colombia que inició en 1916, y la explotación indiscriminada del territorio chocoano en los ríos San Juan, Iró y Condoto.

“La Chocó Pacífico durante más de 10 años no pagó ni un centavo al Estado de regalías por el oro y el platino que explotó”, cuenta el periodista José E. Mosquera. Y mientras los cargamentos viajaban directo en aviones privados a New York, las comunidades afrocolombianas dueñas de sus territorios morían de hambre y paludismo.

De 58 años de extracción (1916 a 1974), a Andagoya le quedó fango, pobreza, despojo y cuencas hidrográficas contaminadas. En cambio, dice el escritor y periodista, Alfredo Molano Bravo, que "la compañía norteamericana sacó tanto oro y platino de la región que pudo regalar el Yankee Stadium a la ciudad de New York”.

El apartheid de la Chocó Pacífico, es otra deuda histórica que los chocoanos esperan también pague el Estado colombiano.

 

Satena responde al incidente ocurrido con una pasajera que viajaba a Quibdó

Satena responde al incidente ocurrido con una pasajera que viajaba a QuibdóEl mayor general (r) Juan Carlos Ramírez Mejía, presidente de Satena, se refirió en un escrito a los hechos ocurridos el pasado lune...

Piloto de Satena le gritó a viajera delante de pasajeros

Piloto de Satena le gritó a viajera delante de pasajerosCausó malestar entre algunos pasajeros del vuelo 8793 de la aerolínea Satena, la actitud de uno de los pilotos del avión HK4862, cua...

Racismo: ¿Por tener manos negras?

Racismo: ¿Por tener manos negras?Igor Correa Caicedo, funcionario del Programa Presidencial para los Derechos Humanos, asegura haber sido víctima de racismo en almacé...

Marcha Patriótica denunció muerte de militantes en el Chocó

Marcha Patriótica denunció muerte de militantes en el ChocóEl movimiento izquierdista Marcha Patriótica informó que con las muertes de Giovany Leiton, presidente de la junta de acción comunal...